DIRECTORIO EMPRESAS LATAM

EMPRESARIOS RECONOCIDOS


EMPRESAS DESTACADAS


EMPRESARIAS DESTACADAS

Mónica Patiño chef

mónica patiño


Nació en la Ciudad de México en 1956. Su infancia transcurrió llena de olores y sabores, que alimentaron su amor por la gastronomía desde los primeros años. En su juventud, antes de comenzar a estudiar de manera profesional, se introdujo en restaurantes como ayudante de cocina, realizando así las primeras prácticas que la perfilarían al camino que eligió.
Años mas tarde se mudó a Francia para estudiar en L'Ecole de Cuisine y L'Ecole Lenotre, donde se especializó con cocina internacional y repostería, y regresó a México para poner en práctica todo lo que había aprendido.
En 1978, Patiño hizo su primer emprendimiento, experiencia que le dejaría lecciones invaluables sobre la cocina y los negocios. Abrió el restaurante La Taberna de León, en Valle de Bravo, Estado de México, con poco personal y pocos clientes, y que pese a todo sobrevivió buen tiempo en el mismo sitio, y más tarde trasladó al sur de la Ciudad de México.
Gracias a esa experiencia, Mónica Patiño tuvo la idea de abrir una escuela de cocina, bajo la premisa de capacitar personas que luego pudiera emplear ella misma en sus restaurantes. En ese punto y como emprendedora nobel, Patiño aprendió la importancia de entrenar a su personal para delegar tareas, de modo que no toda la responsabilidad pesara sobre sus hombros.
De entonces a la fecha, Patiño tiene en su lista varios concursos internacionales, participaciones en televisión, libros, reconocimientos a su trayectoria y una serie de participaciones de nivel internacional que la colocan como representante de la gastronomía gourmet de México ante el mundo.
Actualmente tiene en la Ciudad de México los restaurantes La Taberna de León, Casa Virginia y Delirio, funcionando este último como restaurante, cafetería, puesto de tortas gourmet y súper mercado de productos de alta calidad, donde además se consiguen alimentos directamente del productor y que no se encuentran fácilmente en otros establecimientos.
Una de las características de la cocina de Mónica Patiño es que busca retomar los puntos básicos de la gastronomía tradicional, sabores sencillos que provee la naturaleza, alimentos frescos, orgánicos, originarios de la economía local y ajenos a la comida procesada, mal al que estamos muy acostumbrados en la vida moderna.
Si bien los negocios de Mónica Patiño están dirigidos a un sector de la población con mayor poder adquisitivo que la mayoría, la verdad es que más que nada fueron creados para un público gastronómicamente educado, que busca experiencias y sabores de calidad, y sobre todo que está dispuesto a invertir lo que sea necesario en comer bien.